En juego está Europa.

Una final. Así se entiende el partido de mañana que enfrentará en el Vicente Calderón al Atlético de Madrid frente al Valencia.

Ambos saben que el tren de la Champions pasa a esa hora y en ese lugar. Pudiera ser que ninguno de los dos mereciera jugar ese torneo la campaña próxima, pero los acontecimientos han venido así y ambos lo tienen en sus manos.

En caso de victoria ché, al Atleti se le daría por muerto. Remontar cuatro puntos de distancia y con el gol average en contra a falta de dos jornadas se antojaría una misión muy difícil. De modo contrario, la victoria del Atleti le colocaría en una situación privilegiada pero sin poder dormirse en los laureles.

El empate no valdría  a nadie, quizás un poco más al Valencia, porque asoman la cabeza por detrás tanto el Deportivo como el Villarreal, por lo que entendemos que ambos conjuntos irán con el cuchillo entre los dientes buscando la victoria.

De inicio y sobre el papel, el Atleti parte con cierta ventaja. No sólo porque juega en casa y viene crecido anímicamente tras su remontada frente al Español, sino también porque enfrente tendrá a un equipo muy mermado por las lesiones.

Una de las principales bazas de Emery, David Silva, está descartado para este encuentro y posiblemente para el resto de temporada. Curiosamente, también se ha lesionado su sustituto natural, Vicente. Se especula con la posible aparición de un trivote. Por el bien ché, esperemos que salte Pablo Hernández arrinconado en la banda izquierda y que sorprenda desde ahí a la débil defensa colchonera.

El partido se decidirá por la delantera que tenga más pegada. El punto débil de ambos, el mediocampo, parece indicar tablas o quizás incline la balanza en favor del Atleti ante la baja por sanción de Marchena. En defensa, estando ambas desastrosas, parece más segura la defensa del Valencia que ante el Madrid se mostró inconmensurable. Y arriba, no falta nada. En ambos conjuntos hay suficiente pegada como para tumbar a cualquier equipo.

El Atleti tiene al mejor delantero de la Liga, junto con Villa, que es Forlán. Acompañado por un no menos peligroso Kun Agüero, y por dos extremos de gran calidad como son Simao y Maxi.

El Valencia, como siempre esta temporada, se acogerá a la inspiración, no ya de su tridente, pues Silva no está, de David Villa y Mata. Esperando sorprender también con Joaquín, Pablo o un crecido Baraja.

Sea como sea, es un partido de difícil predicción por la irregularidad de ambos. Lo que queda claro es que el domingo a las 21.00 horas el tren de la Champions League pasa por el Vicente Calderón.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s