Toda una liga.

1. Barcelona.  87 puntos. Guardiola.

No hay que añadir nada que no se haya dicho ya. El Barça ha provocado una Revolución del buen fútbol, ha iluminado los estadios donde allí ha jugado. No ha tenido rival, en ningún momento. Los Xavi, Iniesta, Messi, Henry y compañía dejan para la posteridad una temporada gloriosa.

MVP: Messi.

2. Real Madrid. 78 puntos. Schuster/Juande Ramos.

Gris temporada del conjunto blanco. Una planificación deportiva desastrosa desembocó en un arranque triste del conjunto dirigido por Schuster. Luego vendría Juande para arreglaro. Lo consiguió, e incluso disputó el título liguero, salvando las distancias.

MVP: Casillas.

3. Sevilla. 70 puntos. Manolo Jiménez.

Gran temporada del conjunto de la capital hispalense. Pese a las críticas a su técnico, ha sacado hacia adelante un equipo que había perdido a su gran estrella, Dani Alves, a un fajador como Poulsen y a un creador de la valía de Keita. Con todo, se ha rehecho y ha conseguido el objetivo, estar en Liga de Campeones. Cierto que con un fúbtol gris y poco vistoso, con falta de ambición, también. Pero hay que reconocerle a Jiménez que ha maximizado los recursos de los que disponía.

MVP: Kanoute.

4. Atlético de Madrid. 67 puntos. Javier Aguirre/Abel Resino.

Un año más, el Atleti llevaba camino de decepcionar. Con un buen técnico como era el “Vasco” Aguirre, el equipo no parecía cuajar. Quizás por la anarquía que deprendía de puertas a fuera el vestuario. Agüero parecía un niño mimado, Maniche y Seitaridis iban a la suya, la defensa con grandes nombres (Ujfalusi, Heitinga) no parecía funcionar. Hasta que llegó Abel. Puso orden y alcanzó un objetivo que parecía muy lejano: jugar la Champions League. En su tarea contribuyo principalmente un inspiradísimo Diego Forlán. Sin él y sin sus goles nada hubiese ocurrido.

MVP: Forlán.

5. Villarreal. 65 puntos. Manuel Pellegrini.

Temporada de notable para los castellonenses. Se quedan sin la Champions, pero dejando en el camino un buen sabor de boca. No había plantilla para pensar en tener dos frentes abiertos de tal alcance. A ello se le sumo las lesiones de sus dos pilares: Senna y Cazorla. La Vila se despide haciendo un buen fútbol, quizás irregular, pero con la sensación del objetivo cumplido. Pellegrini nunca decepciona.

MVP: Diego López.

6. Valencia. 62 puntos. Unai Emery.

Se antojaba una temporada de transición allá por verano. No ha sido así. No sabemos si el prometedor Unai ha sucumbido ante la presión del banquillo valencianista, o ha tomado él libremente sus decisiones. Lo que está claro es que los Baraja, Albelda, Moretti o Joaquín no han desaparecido en ningún momento del once titular. Una mala planificación de inicio (no hubo renovación), unida a una mala planificación navideña (marcha de Zigic y fichaje de Carleto) marcaban el camino a seguir: quedarse fuera de Champions. Así ha sido. Y podría haber sido peor de no ser por la inspiración del tridente valencianista. Villa, Silva y Mata son los que han mantenido en pie a este equipo. A Pablo se le ven maneras, pero no las ve Emery. O comienzan este verano a realizar un lavado de cara al equipo, o la temporada próximo se luchará por no descender.

MVP: Villa.

7. Deportivo de la Coruña. 58 puntos. Lotina.

Ha sido el campeón de su liga. O no. Porque es un equipo en zona de nadie. Ni está al nivel (presupuestario) de los seis primeros, ni es un Málaga por ejemplo. Su objetivo era asegurar la permanencia para luego luchar por algo más. Lo han cumplido. Hubiese sido de notable alcanzar la UEFA. Sin embargo, se pueden despedir con buen sabor de boca. El rácano de Lotina sigue haciendo un buen trabajo en Coruña. Un modelo a seguir para equipos envejecidos y arruinados como el Valencia. El Depor de seguir así, no tardará en volver a los puestos Champions. Pero con otro técnico.

MVP: Luis Filipe.

8. Málaga. 55 puntos. Antonio Tapia.

Temporadón. Es junto al Depor el campeón de su liga. Un equipo que sobre el papel debía luchar por no descender, pero al que jamás le quitó el sueño el descenso. No han sufrido en toda la temporada y, visto lo visto, eso para un equipo como el Málaga tiene mucho mérito. Además, han jugado un buen fútbol.

MVP: Apoño.

9. Mallorca. 51 puntos. Gregorio Manzano.

Temporada de sobresaliente una vez más para Manzano y su Mallorca. Tras la salida de jugadores tan importantes como Fernando Navarro, Basinas, Jonás, Güiza, Ibagaza o Borja Valero, el club se ha reforzado modestamente y bien, y Manzano ha hecho el resto. Gente como Santana o Mario Suarez han dado un rendimiento sensacional. La zurda de Arango sigue siendo explosiva. La magia de Jurado ha encarrilado más de un partido. Y arriba Adúriz ha realizado su función. A mitad temporada parecía un candidato serio al descenso. Sin embargo, los equipos de Manzano siempre van de menos a más, y este año no ha sido una excepción. Gran temporada.

MVP: Jurado.

10. Español. 47 puntos. Tintín Márquez/Mané/Pochettino.

De circo la gestión de Sánchez Llibre. Lamentable. Hasta la llegada de el Mesías Pochettino, el club parecía condenado al descenso. Dos técnicos destituidos, un director deportivo, Paco Herrera, que también pagaba los platos rotos. Un desastre. Con esas llegó Pochettino y solucionó el tinglado. Era un equipo casi descendido cuando lo cogió y lo dejo salvado sin tener que esperar a la jornada 38. Mucho mérito lo suyo.

MVP: Pareja.

11. Almería. 46 puntos. Gonzalo Arconada/Hugo Sánchez.

Otro que comenzó de manera triste. Arconada, un técnico que venía con buen cartel, duró poco. Se le acabo pronto la paciencia al presidente del Almería, porque ni siquiera ocupaba puestos de descenso su equipo. No sé que querían de él. Llegó Hugo y tampoco cambió mucho. Equipo ramplón que se salva por los goles y calidad de Negredo. Ha bajado un escalón en comparación con el Almería de Emery. Aún así, tiene mucho mérito lo suyo.

MVP: Negredo.

12. Racing. 46 puntos. Muñiz.

Difícil papeleta la que le tocaba a Muñiz. Tenía que suplir a uno de los mejores técnicos en la historia del Racing, Marcelino. Un tío que había dejado al modesto club en UEFA. Y, Muñiz, no lo ha hecho mal. Digna imagen en Europa y correcto papel en la Liga. Aseguro la salvación sin tener que acudir a la última jornada con nerviosismo. Buena temporada.

MVP: Zigic.

13. Athletic. 44 puntos. Caparrós.

Temporada grisácea que se esconde bajo la extraordinaria aventura copera. Una temporada más, el Athletic ha caminado sin rumbo de la mano de un técnico del que nada se puede esperar salvo un juego ramplón, tosco y sucio. El Bilbao merece más que eso. Este año no ha sufrido tanto como en otros, pero también ha estado ahí. Se espera más de una institución como ésta. Al menos, que no sufran.

MVP: Fernando Llorente.

14. Sporting. 43 puntos. Preciado.

Extraordinario. Un equipo modesto a más no poder. Todo un histórico de nuestra liga, pero que en el presente sólo pensaba en disfrutar de este regalo que era jugar una temporada en Primera división tras los oscuros años pasados en Segunda. Y así fue para su afición. Una fiesta todo el año, movilizándose a todas las ciudades de España. Tras su inicio liguero, con paliza tras paliza, tenía muchas papeletas de caer. Pero salió. Sufrió hasta el último momento, pero se salvó. Se merecían ese premio. Ahora, de cara a la próxima temporada, falta mejorar en defensa para continuar en esta categoría.

MVP: Canella.

15. Osasuna. 43 puntos. Ziganda/Camacho.

Fue raro que Patxi Izco, hombre poco propenso a destituir, fulminara prematuramente al ‘Cuco’ Ziganda. No se entendió. Trajo a Camacho que no cambió mucho al equipo. Durante muchas jornadas siguió faltándole gol. Fue farolillo rojo durante mucho tiempo, luego parecía salir para finalmente volver a estar ahí hasta el último suspiro. También merecían seguir. Ha sido un año de mucho sufrimiento. Ahora a tratar de mejorar una delantera muy floja para no pasar tantos apuros de cara al próximo año.

MVP: Masoud.

16. Valladolid. 43 puntos. Mendilibar.

Decepcionante. Mereció descender a Segunda División. No se entendió la hapatía de este conjunto. Se metieron en el lío del descenso por simple dejadez. Cuando a falta de 12 jornadas luchaban por entrar en UEFA, se relajaron. Sumaron 3 puntos en 10 jornadas. Lamentable. Mendilibar, gran técnico, dijo que no merecían descender. Falso. La Liga dura hasta la jornada 38, no hasta la 28. Si lanzas diez jornadas a la basura, es una falta de respeto y una buena causa para descender. Ese agónico final ha empañado una gran campaña del Valladolid que llevaba camino, junto al Málaga, de ser la gran revelación.

MVP: Pedro León.

17. Getafe. 42 puntos. Víctor Muñoz/Míchel.

Nadie entendía como el llorón de Angel Torres contrató allá por el verano a un técnico como Víctor Muñoz, experto en destrozar vestuarios y descender equipos. Tras el buen trabajo acumulado de Quique, Schuster y Lauudrup, Muñoz lo tiró por la borda en un par de meses. No hacía falta ser un genio para salvar a este equipo del descenso. Sólo con darle coherencia y sentido al juego, había calidad para salir de ahí. Era mi favorito para el descenso. Nunca me ha caído bien su presidente. Sin embargo, seguirán una campaña más. Veremos si, al menos, nos regalan el buen fútbol al que nos tenían acostumbrados en temporadas anteriores. Que vuelva el anterior Geta.

MVP: Polanski.

18. Betis. 42 puntos. Chaparro/Nogués.

Sorpresa. Era uno de mis favoritos para luchar por la UEFA. Tenía plantilla para ello: Sergio García, Oliveira, Mark González, Emaná, Rivera, Odonkor, etcétera. Mucha calidad. Sin embargo, nunca rindió. Fue un equipo que funcionó a chispazos. Coqueteaba con el descenso, durante la campaña, sin meterse nunca de lleno en el ajo. Hasta que se metió y acabó por bajar. Un desastre más para el currículum de Lopera. El Betis no merece ese presidente, ni estas decepciones. A tratar de salir del pozo.

MVP: ¿Mehmet?

19. Numancia. 35 puntos. Kresic/Pacheta.

Gran temporada del Numancia. Eran conscientes de que era muy difícil la salvación. Por eso, sorprendió la destitución de Kresic. Estaba haciendo una gran labor, dentro de sus límites y posibilidades. Pacheta se lo cargó y asumió el cargo. No lo hizo peor, pero tampoco mejor que el croata. El Numancia fue un digno competidor dentro de la Liga. El destino ha sido el esperado, pero hay formas y formas, y el Numancia ha descendido de una manera muy digna.

MVP: Barkero.

20. Recreativo de Huelva. 33 puntos.  Zambrano/Lucas Alcaraz

La temporada comenzó torcida con la pronta destitución de Zambrano. Luego llegó un hombre de la “casa”, Lucas Alcaraz. Durante buena parte de la temporada, no se le veía un candidato firme al descenso. De hecho, no jugaba mal al fútbol. Pero llegó la dinámica perdedora, y de ahí ya no salió. A falta de una jornada, ya era equipo de segunda. Le falló la última parte de la liga. Lástima para el Decano.

MVP: Camuñas.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s