La hora de Africa.

El domingo comienza la Copa Confederaciones 2009. Un torneo sin mucha solera en el mundo del futbol. De hecho, aun no se sabe muy bien el por que de su existencia. Si hay un campeonato para cada continente y otro para todo el mundo, ¿que funcion tiene la Confecup?.

Bueno, sea como sea, el caso es que se disputa. Yo la entiendo como un preambulo, un preparativo de lo que nos deparara el Mundial 2010 de Sudafrica. Un preambulo al que el sorteo ha dejado dos grupos muy desequilibrados en cuanto a nivel.

El grupo de España no incita a la sorpresa. España estara en semifinales, Nueva Zelanda caera eliminada, y Sudafrica e Iraq se jugaran la segunda plaza. Ninguna de las tres tiene un buen nivel, Sudafrica, a priori, favorita para pasar, esta en horas bajas, no es la seleccion del 98 o el 02. A Iraq y Nueva Zelanda no las he visto, pero Iraq algo tendra si ha vencido en el continente asiatico.

El otro grupo posee nivel de Mundial, o mayor. Porque en el han caido dos cocos, Italia y Brasil. En teoria, deberan pasar. Pero ambas ofrecen dudas y sus dos compañeras, Egipto y USA son peligrosas, aunque parece que los faraones ahora llegan en horas bajas.

Sin sopresa esperada, el titulo ira a manos de España, Italia o Brasil. El aliciente deportivo es ver como reacciona España en los partidos frente a estas selecciones, especialmente frente a Brasil con la que no nos hemos visto las caras recientemente.

Dejando de lado el evento deportivo, la Confecup y el Mundial 2010 significan colocar en la primera plana de la escena mundial a Africa. Sudafrica, pais emergente como potencia a nivel mundial, tiene la tarea de abanderar el levantamiento de un continente hoy en dia a la deriva.

Para ello, primero deberan solucionar los problemas internos del pais, a la vez que solucionan los del resto del continente, tarea ardua donde las haya. Una vez superados los problemas del apartheid y el racismo, solucionar problemas como el del SIDA o la pobreza son hoy tarea esencial para este pais. La lucha contra las multinacionales farmaceuticas por las patentes fue una primera batalla, aunque perdida, fue un paso adelante.

A Sudafrica le toca luchar y levantar a un continente contra esas dos losas: SIDA y HAMBRE. Si el deporte ya sirvio para derribar el racismo en el pais sudafricano con anterioridad de la mano del factor humano de Nelson Mandela, hoy deben aprovechar su Mundial y su Confecup para levantarse. Es el turno de Africa.

 

*Faltan acentos. No funciona el teclado.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s