Crónica de un Mundial

GRUPO A (Jornada 1)

Comenzó el Mundial de Sudáfrica. El primer mundial que se disputa en suelo africano, lo cual ya es notorio para el continente, al que le está costando mucho salir del paso colonizador que lo ahogó por más de un siglo y dos. Da bastante grima ver a esos impolutos occidentales aquejados de la seguridad y los robos. O la gente es muy ignorante, o muy cínica. Una de dos. En fin, a lo que vamos.

En el grupo A, el partido inaugural entre México y Sudáfrica no es que dejará grandes momentos para la posteridad, pero sí que regaló emoción e intensidad a tutiplén. En la primera parte, creo que por el agarrotamiento inherente al debut, los bafana bafana no reaccionaron bien, como si no estuvieran metidos en el partido. México, la “tapada” del grupo (entre comillas, porque de tapada no tiene nada) lo aprovechó. La verdad es que pudo finiquitar, en esa primera parte, el partido. Pero no lo hizo, le faltó atino de cara al gol.

La segunda parte fue otro cantar. Sudáfrica se había espoleado la presión inaugural y atacó, fue a por el partido. De la manera que mejor lo hizo fue al contraataque, con un Tshabalala sensacional, quien culminó una jugada típica de ese fútbol de contra, pasando a la historia por anotar el primer gol del campeonato. Se puso por delante, pero no aguantó la reacción mexicana. Pese a todo, un punto que pienso que es mejor para los bafana que para los de México. Los de Aguirre pueden haber desperdeciado una buena oportunidad para recortarle terreno tanto a uruguayos como franceses, teóricamente, que no en la praxis, favoritos.

El otro partido, entre Uruguay y Francia, fue, simplemente, un tostón. Un plomazo que salvo alguna chispa de Diego Forlán y la emoción propia de tratarse de un mundial, podría haber despertado el sueño (el de dormir) de más de uno. Sabía que Francia no estaba para tirar cohetes, una selección ramplona que posee un medio de campo muy potente pero lento a la hora de dirigir el juego. Supongo que tendrán que agarrarse a las individualidades de Ribery o a una mejoría de Gourcuff para tirar del carro en el apartado ofensivo del equipo. No es la Francia de otros campeonatos (ya no está Zidane).

Uruguay no decepcionó, pero casi. El problema es similar al de Francia, le falta un creador. Lo intentó Nacho González, un ché menospreciado aquí, pero la cosa no funcionó. Poseen un centro del campo potente, (el ruso Pérez y Ríos) poderoso defensivamente pero escaso de recursos técnicos. Si tuviesen un creador digno, este equipo sería carne de cuartos de final, mínimo. Defensa buena, medio del campo correcto, delantera explosiva. Lástima. El punto de ayer fue bueno, ahora tendrán que vencer a Sudáfrica y, al menos, empatar frente a México para pasar. Lo tienen asequible.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s