De caza mayor.

El Levante, desde hace más de un año, funciona como un reloj suizo. Es decir, a la perfección. La segunda vuelta de la temporada 10/11 con el maestro Luis García, un técnico diesel donde los haya, fue digna de elogio. La salida del hombre milagro provocó entre la hinchada blaugrana más de un temor, abriéndose así un mar de dudas acerca del futuro inmediato del equipo. ¿Estaba el Levante abocado al descenso? Repitiendo con el presupuesto más bajo de la categoría por segundo año consecutivo, la tarea de la salvación corría a cargo de un técnico que había demostrado, en la categoría de plata, tanta brillantez como irregularidad: Juan Ignacio Martínez (JIM).

Un hombre fundamental, como Manolo Salvador, no cambió de aires. Siguió puliendo la plantilla con los recursos escasos de que disponía. Se la jugó con Koné para la delantera, un tipo al que el fútbol parecía haber abandonado después de cuatro años de penurias e inclemencias. La misión, difícil, era sustituir a Felipao. Junto al marfileño llegaron futbolistas de contrastado oficio: Pedro López, Keylor Navas, Farinós o Barkero. También apuestas más arriesgadas como Cabral, El Zhar o Aranda (de largo, el mayor despropósito de la temporada de fichajes). Junto al de Faura, también seguía un tipo fundamental en el esquema blaugrana: Sergio Ballesteros. Auténtico líder del equipo, personificando la idiosincrasia de la afición granota. Un referente verdadero para el levantinismo.

Con estos mimbres, arrancaba la temporada. Espectacular inicio: dos empates, dando muestras de equipo rocoso, en Getafe y Santander. Una victoria histórica frente al Real Madrid, 1-0 como resultado final. Es decir, en aquel lejano 17 de septiembre, cuando el Madrid sucumbió rendido ante este pequeño gran equipo, ya se mostró el carácter, forjado a base de experiencia, veteranía y oficio, que iba a llevar al Levante a ocupar el liderato en esta bipolar Liga BBVA, y a mantenerse en puestos europeos durante buena parte de la temporada. El último recital lo brindó anoche en el Pizjuán. Empate con sabor a victoria, y un Munúa colosal que hizo justicia (no era penalty) al detener la pena máxima al ‘Tiburón’ Negredo.

¿Milagro? Ninguno. La receta es tan básica como lo son una magnífica defensa y un espléndido contragolpe. Atino de JIM, exceptuando algún que otro partido de locura, por haber sido pragmático, guardando en el cajón de sastre el libro de jogo bonito que traía consigo bajo el brazo cuando llegó de Cartagena. El once básico del Levante lo conocen al dedillo sus aficionados (y rivales). Portería, Munúa. Defensa de cuatro integrada por Venta (López) y Juanfran (Del Horno) en los laterales, Ballesteros y Nano/Cabral como centrales. Doble pívote conformado por la fabulosa dupla Iborra-Xavi Torres, alternándose el primero (más de lo que hubiera debido) con Farinós. Luego sigue una línea de 3/4 excepcional: Juanlu-Barkero-Valdo. Durante el mes de enero cayeron los tres a causa de las lesiones. Váya si lo notó el equipo. Y, para terminar, el inigualable Arouna Koné en la delantera.

Este es el Levante que tantas alegrías está brindando a su afición durante esta campaña. Equipo aguerrido y peleón. Está liderado desde atrás por el gigante Ballesteros. La labor de intendencia de Iborra (junto a Xavi) es digna de admiración. Y la zurda de Barkero ingenia contraataques precisos y eficaces, ejecutados ellos gracias a la verticalidad y disciplina ofensiva de Valdo y Juanlu. Sin olvidar a Koné, un tipo que además de goles y carisma, brinda a su equipo una entrega descomunal que sirve para oxigenar los pulmones y piernas de sus compañeros. Un solitario sin miedo de enfrentarse ante cualquier defensa que se precie. Estas son las piezas con las que cuenta JIM, y de momento la partida le está saliendo redonda. Todavía restan cuatro partidos, dos en casa (Granada, Athletic) y dos fuera (Zaragoza, Mallorca). Yo apuesto, sin miedo, a que este equipo será capaz de atrapar una pieza europea. Y aunque muchos todavía no se han percatado, el Levante está hambriento. Está de caza mayor (Champions).

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s