Prandelli piensa, Pirlo juega, Italia sueña.

Todavía no termino de creérmelo. Italia ha vencido, y de qué manera, a la todopoderosa Alemania. La sorpresa no viene dada tanto por el resultado, sino por cómo se ha dado éste. Hablamos de un auténtico vapuleo, pues los hombres de Prandelli han conseguido empequeñecer hasta límites insospechados el potencial germano. 

Es cierto que Schweinsteiger anda toda la Euro en una baja forma tremenda. Aún teniendo en cuenta dicho hándicap, el conjunto de Low había arrasado, hasta ahora, con sus rivales. La precisión de su juego asustaba, aterraba. Era la máquina mejor pulida del torneo. Hoy, no ha aparecido por Varsovia. Se ha topado con un auténtico muro, cimentado éste en el buen juego y el gusto por la pelota. La entrada de Kroos por Muller, buscando contrarrestar el estilo italiano, no ha dado los resultados esperados. Una pena lo de la selección germana, pues vuelve a quedarse con la miel en los labios. 

Enorme mérito, conviene dárselo, el que ostenta Cesare Prandelli. A imagen y semejanza de la actual España, el seleccionador de la azzurra ha conseguido construir un equipo en el que prima la posesión. El verdadero eje del juego es Andrea Pirlo, pues es él quien canaliza maravillosamente todas las posesiones italianas. Le acompañan Marchisio, De Rossi y Montolivo. Un trío, ahora que el fiorentino ha sustituido al limitado Motta, de alto nivel. Busca, por tanto, avanzar por el centro en lugar de por los extremos. Además, tiene más picante que el conjunto de Del Bosque, pues siempre ha contado con dos delanteros de calidad contrastada: la elegancia de Cassano y la rabia de Balotelli. Hoy, el primero ha dado un recital, siendo muestra de ello la asistencia que le ha dado a Mario en el primer tanto. ¿El segundo? Un cañonazo que, atención, viene precedido de un sensacional pase de Montolivo. 

Es digno de elogio que un combinado como Italia, tradicionalmente tan conservador y rácano en su juego, haya sufrido tal mutación. Atacan ordenadamente, con tanta precisión y sutileza como voracidad. Además, tienen una de las mejores defensas del campeonato, consiguiendo una presión que termina por ahogar a cualquier rival. El domingo comprobaremos, el algodón no engaña, si la actual Azzurra es una versión mejorada respecto de la española. La batalla, eso sí, se disputará en el terreno de la posesión. Probablemente esté muy repartida, así que quién consiga administrarla de un modo más eficaz, tendrá mucho terreno ganado. 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s