Vivir la historia.

Roberto-Martinez-celebrates-winning-the-FA-Cup-1883325

Desde la distancia, uno se alegra de ver como, una vez más, David puede con Goliat. Es la magia del fútbol. Esa magia especial que ha acompañado a la FA Cup durante sus 142 años de historia. Momentos legendarios que añadirán a su lista la verdadera machada que ayer consiguieron los chicos de Roberto Martínez al derrocar en el mítico Wembley a los adinerados citizens.

El Wigan Athletic, conocido como los Latics, es un club modesto y humilde. Debutó como equipo de la Premier League hace nada, en la temporada 05-06. ¿El artífice? Un millonario local, David Whelan, que decidió allá por el 95 comprar el club, cuando jugaba en la third division, con la loca intención de llevar al equipo de su tierra hacia la cúspide inglesa. Su mejor jugada fue, sin duda, contratar a un joven técnico español, Bob Martínez, para que tomara las riendas del equipo a partir de la temporada 2009. 

Todo ha funcionado desde entonces. Antiguo futbolista del club y amigo personal de Whelan, el técnico español ha trabajado cómodo, sin la sombra de guillotinas o rumores desestabilizadores. Siempre, eso sí, entre el límite del bien y del mal. De hecho, a falta de dos jornadas para la finalización de esta temporada, los Latics andan en puestos de descenso. Pero poco de eso importó en la tarde de ayer. Simplemente había que salir a jugar con descaro, sin presión. Divertirse bajo la lluvia londinense.   

El Manchester City de Roberto Mancini ha sido un fracaso. Estrellas a tutiplén y libras por doquier. No ha funcionado la combinación. El italiano achaca el pobre rendimiento de su equipo a una mala planificación deportiva el pasado verano. De risa. Y es que uno no sabe hacia donde mirar cuando pierde la final de copa frente a un club como el Wigan. Cuesta encajar, además, que un portero denostado en la Liga española como es Joel, sea uno de los héroes del encuentro al detener las acometidas del Kun y compañía. Muchos se alegran por la victoria de Martínez, y es lógico. Ha entrado en la historia del fútbol inglés con letras mayúsculas. Probable sucesor de Moyes en el Everton, se vislumbra un futuro prometedor para él.  

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s