Tormenta en Londres.

Fantástica final. El marco era Wembley, ideal. Las aficiones germanas respondieron con creces. Y, lo mejor, ambos conjuntos dignificaron la historia de la Champions con su fútbol vertical, aguerrido e intenso. Un lujo de partido.

Sobre el papel, el Bayern era claro favorito. Tenía más mimbres, un técnico experto en estas lides como Heynckes y el sinsabor de haber perdido dos finales recientemente (frente a Inter y Chelsea). Pero enfrente estaba el equipo de moda, dirigido por el que dicen es el mejor entrenador de todos: Jürgen Klopp. Llegaban sin Gotze, cierto, pero también sin la presión de tener que ganar el partido por obligación.

El inicio fue demoledor. Demostró la valentía de Klopp, quién asfixió con la presión adelantada y el descaro en ataque al Bayern. Éstos se veían incómodos, atenazados por la telaraña de presión, intensidad, velocidad y chispa que les había preparado el Dortmund. Fueron veinticinco minutos, los primeros, en los que el Borussia pudo haber obtenido cierta ventaja. Pero ahí estaba Neuer, para adormecer las envestidas de Lewandowski, fabuloso delantero, Reus y Blaszczykowski. Como luego estuvo Weidenfeller, uno de los mejores jugadores en la noche de ayer, amortiguando los temibles golpes ofensivos de los de Munich.

Pronto apareció por allí un tal Javi Martínez. Colosal. Un gigante de amplio recorrido que dominó a base de pulmones, piernas, calidad y coraje, el centro del campo. Por él se comenzó a construir la victoria del Bayern. También contribuyó lo suyo Robben, quien falló mucho en la primera mitad, pero terminó dando la asistencia del primer tanto y rubricando la victoria con el 2-1 final en el minuto 88 del encuentro. 

Fue, por tanto, un partido muy bonito de ver. Un lucha de gigantes épica que contaba con muchos, y agradecidos, ingredientes. El pulso lo ganó el Bayern porque, a la postre, tenía más para dar. Total, una tormenta de fútbol que consagró al poderío alemán, hizo justicia con Heynckes, desquitó el mal fario de Robben (gafado en las finales hasta la fecha) y aupó a los cielos, pese a la derrota, a Jürgen Klopp.

arjen-robben-bayern-munich-borussia-dortmund-champions-league-final_2950384

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s