La zurda del ‘Tino’.

“Puede que no se me haya valorado”. Es el regusto amargo con el que se marcha el ‘Tino’ Costa. En Moscú reciben con los brazos abiertos a este trotamundos del fútbol. En su periplo futbolístico cuenta, ni más ni menos, con un debut en la isla de Guadalupe, en pleno Caribe. De ahí marchó a la tercera división francesa y, por azares del destino, se enroló en el proyecto del Montpellier cuando todavía militaba en la segunda categoría, equipo en el cual, por cierto, demostraría todas sus habilidades llegando a ser considerado como el jugador franquicia.

Pronto entró en escena Braulio. Echó las redes valencianistas sobre él. Unos 6 millones de euros fueron el montante total de la operación. ¿El rendimiento? Increíble. Un gran jugador que, sin embargo, no ha tenido el reconocimiento que merecía. Será la idiosincrasia de la parroquia ché, serán los líos que mantuvo con Unai o será que, quizás, le falte un poco de carisma al bueno del ‘Tino’ con el que contagiar a los aficionados. “Si hay algo que siempre me reprocharé en Valencia es que, tras hacer esfuerzo tras esfuerzo, la gente no supo reconocerlo en algún momento”. Una verdad como un templo, palabras que salían ayer de su boca. El coraje del argentino, uno de sus grandes tesoros, nunca ha sido reconocido por Mestalla.

tino-costa--644x362

Sea como sea, hoy se va un jugador lleno de sacrificio y garra. Voluntarioso como pocos, el ‘Tino’ se ha manejado correctamente en el centro del campo valencianista. No obstante, no es un creador al uso. No sabe llevar la batuta del equipo. ¿Dónde colocarlo? ¿Puede jugar como media punta? o ¿como cierre para aprovechar su desplazamiento en largo de balón? Trabajo para el Míster. Su mayor virtud, de eso sí que no hay duda, es su pierna izquierda. Una zurda repleta de talento. Sus cañonazos desde la frontal del área sólo son comparables con sus precisos centros cuando ejecuta los córners y faltas esquinadas.

En fin, Karpin ha fichado para su equipo a un jugador poderoso. Un hombre hecho a sí mismo, pues nadie le ha regalado nada. A su trabajo defensivo y su virtud táctica le acompañan un más que notable toque de balón. Calidad, entrega, sacrificio y un disparo descomunal. Qué más quieren. Un maratoniano al que siempre es un placer ver jugar. Qué disfruten en Moscú de sus zapatazos.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s