El exotismo de Tahití.

Dentro del Pacífico y, en concreto, de la Polinesia Francesa, Tahití es una verdadera potencia futbolística. Pero claro, hablamos de un fútbol completamente amateur. Su mayor logro, y cuidado porque no es poco, fue alzarse como campeón de la Copa Oceanía de 2012 contra pronóstico, obteniendo así el billete para participar en esta Confecup.

Tahití le ha dado el toque exótico a esta Confecup. Probablemente, no volvamos a ver competir a una selección de un nivel tan bajo en un torneo con tanto parangón, de ahí la gracia del asunto. Para mí, son unos héroes. El ejemplo claro de que ganar no lo es todo en el deporte. Así nos lo han hecho saber desde que se inició la competición. Me gustó el rito de ofrecer collares al rival como muestra de respeto. Y me gustó todavía más el hecho de que le realizaran un pasillo de campeón a España al finalizar el partido y tras haber encajado la friolera de diez goles. 

Los “guerreros del hierro” nunca han jugado un mundial, y quizás nunca lo hagan. Pero ninguno de estos jugadores olvidará nunca que un buen día jugaron frente a la campeona de Europa y el Mundo, frente a España, en Maracaná y con el apoyo de cien mil seguidores que desde el primer segundo gritaron al son de “¡Tahití, Tahití!”. Perdieron por 10 a 0. Pero eso, para ellos, fue lo de menos.

170941395 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s